lunes, 30 de agosto de 2010

Hacer un escenario para títeres







Cómo hacer un teatro de títeres

¡Qué maravillosa diversión es el guiñol! Con un modesto castillo y una cuadrilla de pequeños cómicos podemos representar infinidad de aventuras que regocijarán a los niños. El teatro de títeres ofrece un campo inagotable a las manualidades, empezando por la fabricación de los muñecos y siguiendo con el vestuario y los decorados.

La pieza clave después de los personajes es el castillo, el escenario en miniatura de las graciosas peripecias, que sirve a la vez para ocultar a los actores y realizar los cambios de escenario. La forera Lulitasss es una gran aficionada a los títeres, y, en la mejor tradición teatral, sabe convertir materiales humildes en elementos suntuosos. De esa manera ha fabricado su funcional y bonito castillo.

Con buen ojo, nuestra amiga Lulitasss ha descubierto magníficas cualidades escénicas en el embalaje de una televisión plana. El cartón es un material muy práctico en los montajes de guiñol, dado que es muy ligero y a la vez resistente

El elemento principal en todo escenario que se precie es la cortina. Lulitasss decide confeccionarla con una elegante tela de color azul, propia de los mejores estrenos
eguidamente, para dar mayor empaque al castillo, Lulitasss cubre el cartón con un plástico adherente, cortado en tiras, simulando un chapeado en madera.

Un alegre papel de forro con motivos de Disney completa la decoración exterior del castillo.
Vista trasera del castillo. En la parte inferior, Lulitasss ha practicado dos sencillas puertas, que se cierran con un cordel después de la función para guardar todo el utillaje.

Y por fin queda terminado el fantástico teatrillo, listo para subir el telón ante una alegre concurrencia infantil. ¡Una ovación para la diseñadora!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada